miércoles, 18 de abril de 2018

El arte de la forja






El mero hecho de tomar un pedazo de acero y como el panadero que amasa, vas dando forma, martillo, yunque y fragua. Es una experiencia que no tiene precio.
De los tantos oficios antiguos que desde niño me han llamado gratamente la atención, la forja es uno de ellos. La maestría del herreros cuando amasa el metal es un espectáculo para la vista.

¡como me gustaría ejercer este oficio y descubrir su fascinante mundo¡

Aquí os muestro el tipo de hoja tradicionalmente confeccionada para nuestros cuchillos de cabo piezas. Se basa generalmente de forjar en una sola pieza nuestra hoja, el cual tenemos en cuenta tres partes esenciales como son; la hoja, el colchón y la espiga. Llamamos colchón a la unión entre la hoja y la espiga, unión donde descansa nuestro cabo de piezas y la parte que resiste los esfuerzos sufridos por la fricción causada en el uso del cuchillo, y llamamos espiga a la parte donde van engranados los elementos que construyen el cabo. Estas tres partes son las que constituyen la hoja. Luego aparecen más partes como es "la guarda", "el lomo o pete", "el filo", "la punta", etc.

"Algún día el yunque, cansado de ser yunque, pasará a ser martillo"
-Mijaíl Bakunin.


No hay comentarios:

Publicar un comentario