martes, 17 de abril de 2018

Vaina huérfana.





Un buen amigo me llegó una mañana al taller con una vaina huérfana de cuchillo.
Se trataba de una vaina antigua que perteneció a su padre. Al parecer la vaina llevaba años guardada y falta de cuchillo, quizás le dio lástima deshacerse de ella pues aún quedan quienes guardan cierto cariño y respeto por estas cosas tan nuestras y heredadas.
Me pidió elaborar un cuchillo a medida para seguir dando utilidad a esta hermosa vaina que de seguro guarda una buena historia.
Se trata de un cuchillo con hoja de acero al carbono de unos 15cm, cabo confeccionado en cuerno de cabra, hueso y tagua. A este cabo se lo denomina "un tres piezas" por en número de piezas labradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario